miércoles, 1 de abril de 2009

Hijos

Granada, 2000

"A menudo los hijos se nos parecen, así nos dan la primera satisfacción..." "... que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un día nos digan adiós", así decía una canción de Serrat que me gustaba mucho. Claro que entonces yo no tenía hijos, sólo tenía una sobrina y vivía a 800 kilómetros.

Tengo una tía sin hijos (aunque ha tirado de muchos sobrinos, entre ellos yo) que dice eso de "¿hijos?, mejor chones, que dan jamones". Yo soy muy partidario del Jamón, sin embargo no me comería a mis hijos así curados. Yo me los como en crudo, sin esperar más explicaciones. Unas veces con razón y otras sin ella. Pero de lo que estoy bien seguro es de que se me parecen bien poco, por suerte para ellos.

1 comentario:

Domingo Venero Barberán dijo...

Me parto contigo! Eres un cabrón, con un humor que me gusta...también tus fotos...bueno, algunas...no te ma subas...