lunes, 18 de abril de 2016

Basura Urbana

©Javier Vila, Madrid, marzo 2016

 Hace no mucho se despertó una polémica tremenda contra un fotoperiodista que publicó en el New York Times unas fotos de personas recogiendo comida de contenedores de basura. El escándalo era que un fotógrafo español reflejara esa realidad, que según el parecer del gobierno en funciones no era fiel a la realidad española. Pero ¿cual es la realidad española? ¿acaso la que refleja la marca España? ¿o la que pregonan las detenciones diarias de corruptos y defraudadores?. Mi pregunta va un poco más allá: ¿Qué es basura?

©Javier Vila, Madrid, marzo 2016

miércoles, 13 de abril de 2016

Cuestiones sobre la capacidad de raciocinio

©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016

Hay misterios de la vida humana que tienen muy dificil respuesta. Pareciera a simple vista que lo único que nos distingue de los animales es la capacidad de raciocinio. Pero es dificil pensar en un animal cuya capacidad de supervivencia se vea lastrada por la cantidad de cosas que acumula a lo largo de su vida y de las que le resulta imposible desprenderse. Y cuando uno lo hace (casi siempre contra su voluntad: por expropiación forzosa o muerte), los otros corren raudos y ansiosos a apropiarse de ello por los métodos que fueren. El ser humano, tal como lo conocemos, no es mas que una especie compuesta por individuos en los que el ansia de poseer supedita su capacidad de raciocinio. ¿Se puede mantener entonces que es una especie "inteligente"?

©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016

jueves, 7 de abril de 2016

Regatear en Fotografía

 ©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016

Entre las diversas acepciones del regateo hay dos que conectan directamente con la actividad fotográfica de la caza matutina de tipos y situaciones. Una es el espurgue y la búsqueda de la ganga, con la intención de pillarla al mejor precio, a poder ser de gratis, por la cara. La otra es el dribling, el movimiento en eses por el terreno de juego esquivando la confrontación directa y, por supuesto, la lesión. La búsqueda del hueco, la visión global de la jugada, el posicionamiento en el terreno de juego y la culminación de la acción en la toma fotográfica. Viéndoles parece sencillo, pero ellos juegan en casa y el "visitante" soy yo.

  ©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016

  ©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016
 ©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016

 ©Javier Vila, Rastro de Madrid, marzo 2016

miércoles, 6 de abril de 2016

Fotografiar con los oidos abiertos

©Javier Vila, Madrid, marzo 2016

Cuando uno fotografía en la "actitud del cazador", como dice el gran fotógrafo documental Joan Guerrero (La Caja de Cerillas, de David Airob), se llevan todos los sentidos atentos a la menor señal que anticipe una imagen digna de ser captada. Casi siempre el el "rabillo del ojo" el que capta las mejores señales. Pero cuando es el oído las historias suelen tener tanto peso que la foto no les hace justicia. Es como cuando ves una película después de haber leído el libro. Porque, como dice Alec Soth, la fotografía no es buena para contar historias, sólo sirve para sugerirlas. En este caso ni eso. La chica repetía lo que parecía un mantra que al chico ya le tenía cansado: "¿pero de verdad que estoy mona?. Que sí... Es que mi padre esta mañana me ha dicho que esta cadena parece la del bater". Por supuesto que me tengo que girar. Y por descontado que tengo que hacer esa foto. Aunque sea mala. Cómo me van a creer esta historia sino...

martes, 5 de abril de 2016

Libros de ocasión

©Javier Vila, Rastro, Madrid, marzo 2016

Cuando yo era un adolescente los libros eran caros. Acudíamos al biblobus a que nos los prestaran cada viernes a primera hora de la tarde en cuatro caminos. Luego, cuando había muchas ganas de tener uno para siempre, ahorrábamos de la paga. Ahora los libros no valen nada. Tienen precio, si, pero no se les confiere valor. Dicen que en España se publican muchos y se leen pocos. No se. El otro día en Barcelon, frente a una librería del Barrio de Gracia, el librero había dejado unos ejemplares de aquellas novelas clásicas que editaba Salvat y que muchos teníamos en el mueble bar de la casa de nuestros padres en el barrio de nuestra infancia (y que algunos incluso leímos), con un cartel que decía "pos agafar algú" o algo por el estilo. Pero allí estaban, nadie les emportaba... Un amigo librero de "ocasión" ha llegado a venderlos al peso, a tanto el kilo, como las patatas viejas. Ya ni la palabra "libros" se sostiene en las marquesinas de los negocios. Sólo permanece la "ocasión", cosas de la edad.

jueves, 31 de marzo de 2016

Secuencia inquietante de un encuentro amoroso

 ©Javier Vila, Madrid, Cava Baja, marzo 2016

Siempre me han atraído las escenas de amor. Me gusta ver a la gente besarse en la calle. Me dan envidia. Y fotografiarles casi siempre es una manera de robarles la escena, de hacerla mia, de sentirme en su piel. Sintiendo ese arrebato, ese impulso irrefrenable de abrazar al otro, de atraerlo hacia mi y de manifestarle mi amor, mi pasión, mis ganas de hacerlo allí mismo. La gente ha pasado de reprobar las manifestaciones públicas de afecto o deseo a reprobar a quienes las homenajeamos. La fotografía es algo así como un homenaje o una usurpación.

 ©Javier Vila, Madrid, Cava Baja, marzo 2016
 ©Javier Vila, Madrid, Cava Baja, marzo 2016
©Javier Vila, Madrid, Cava Baja, marzo 2016

lunes, 14 de marzo de 2016

Los lunes al sol

 ©Javier Vila, Barcelona, marzo 2016

Ayer un fotógrafo profesional pedía perdón en facebook por usar las redes sociales de un modo poco profesional. Se justificaba porque se había emocionado demasiado haciendo fotos en una ciudad impactante y poderosa, que lo había engullido. Pero prometía enmienda. Yo me niego a enmendarme. Me entusiasma Barcelona y me dejo llevar. Ya se que no es cool, que lo trending sería NY o London, pero Lavapiés y el Raval son mis Trivecas, no necesito más. Bueno, si, una cámara discreta que me quepa en la mano y me pueda llevar al ojo. El cerebro y el corazón ya les pongo yo. Y ya se que no llegaré nunca a Ronnis o Doisneau, pero me gusta creermelo.

©Javier Vila, Barcelona, marzo 2016

domingo, 13 de marzo de 2016

Barcelona lectora incansable

 Barcelona, Leyendo "Un Hombre", marzo 2016

Generalizar siempre es opinar con trazo grueso. Decir que los catalanes son de tal o cual manera es hablar por hablar y hablar sin saber, en el mejor de los casos. Como decía Unamuno: "el fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando". En este caso se trata más de intolerancia o de "chovinismo cateto" que trata de extranjero y hostil todo lo que excede de la linde de su comarca y, en ocasiones, de su propia finca.

Sacar conclusiones apresuradas también entraría dentro del mismo saco. Así, decir que las mujeres leen libros y los hombres periódicos. O afinar diciendo que los libros que leen las mujeres van de amores y desengaños porque aparece una parte de un título que dice "Un hombre". O afirmar que los periódicos son deportivos en su mayoría, tan solo porque las estadísticas de ventas así lo indican, sería incurrir en "desfachatez intelectual", tal como lo explica en su libro el profesor Ignacio Sánchez-Cuenca.

Yo sólo digo que me hago la calle frecuentemente en Barcelona y en Madrid y que la gente se sienta a leer en sus tiempos de espera o aprovechando un rayo de sol. En Santander esto lo veo menos, tal vez por la reticencia del Ayuntamiento a poner bancos y la aficion a los bolardos (sin duda un elemento arquitectónico poco indicado para el reposo del trasero).

 Barcelona leyendo, marzo 2016
 Barcelona leyendo, marzo 2016

 Barcelona leyendo, marzo 2016

 Barcelona leyendo, marzo 2016

 Barcelona leyendo, marzo 2016

viernes, 11 de marzo de 2016

Mercat dominical de Sant Antoni

 © Javier Vila, Barcelona, Mercat dominical de Sant Antoni, marzo 2016

Mercat Dominical de Sant Antoni. Espai de venda de Llibres nous i antics, segells, postals, còmics, cromos, monedes, calendaris i d'altres amb més de 125 ... Me gusta ir por el mercado de libros. Casi nunca encuentro nada. Y digo casi porque tengo un hallazgo de Forcano, otro de Masspons y otro de Catalá-Roca. Casi nada... Y luego están las fotos. Los personajes. El desayuno en la fleca de la esquina. Todo es una sorpresa!!

 © Javier Vila, Barcelona, Mercat dominical de Sant Antoni, marzo 2016

jueves, 10 de marzo de 2016

Barcelona a todo color

©Javier Vila, Raval, Barcelona, marzo 2016

Cuando paseo por Barcelona no puedo evitar que mis pies me lleven inconscientemente al Raval. En cada rostro me parece reconocer a algún personaje de Joan Colom. En cada esquina me ha parecido verlo de refilón escondiendo su cámara habilmente mientras capta la esencia de una época. Todo cambia, nada permanece... que diría el filósofo. Y yo no puedo sustraerme a verlo en color, con la densidad de las sombras del final del invierno y el incipiente sol del Mediterráneo abriéndo brecha. Leiter, Eggleston, Shore, Sternfeld... Marcelo Caballero, Rafa Badía y tantos otros que me hago yo sólo un chistu...

©Javier Vila, Raval, Barcelona, marzo 2016

jueves, 18 de febrero de 2016

El contexto de la Fotografía

©Javier Vila, Lanzarote, 2015

La Fotografía no contextualiza. Esta foto lo mismo podría ser del Benidorm de los años 70, como de cualquier otra colonia de litoral de cualquier tour-operador cuyo negocio consista en trasladar a anglos, sajones, eslavos o teutones a desiertos soleados considerados territorio conquistado, seguro y barato.

Esta fotografía tampoco cuenta nada de cuando ha sido tomada, porque las modas se han globalizado y su repetición cíclica impide datarlas con precisión. Como tampoco dice nada de su poder adquisitivo o nivel socio-cultural.

Por tanto apenas si le resta valor documental a la imagen. Si puede tener una categoría expresiva, dudaría si estética o emocional.

Encontrarme con esta fotografía es sólo un divertimento. Al menos para mí.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

miércoles, 16 de diciembre de 2015

domingo, 13 de diciembre de 2015

Viva el independentismo y la globalización

 Barcelona, noviembre 2015

Plaza Real de Barcelona. Probablemente una familia china. La hija vestida de sevillana. El hijo con un balón del Barça. ¿Se trata de un spot televisivo? ¿es una lección de tolerancia y convivencia? ¿o simplemente un daño colateral de la globalización? Unos cientos de metros más abajo unos subsaharianos, presuntamente indocumentados e ilegales, venden los balones, los trajes y las gafas de marca que lleva el padre. Probablemente pagaron a unas mafias para cruzar el estrecho y probablemente trabajen para otras mafias vendiendo esas copias hechas en China. Al fondo de la fotografía una señera catalana reivindica su propia idiosincrasia. Me pregunto dónde estará hecha esa bandera...

Barcelona, noviembre 2015

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Un país cansado

 Barcelona, noviembre 2015

Acabo de ver en la portada de la hoja parroquial del STV, digo en el DM, que Rajoy da por eliminado al candidato del PSOE después del debate del 7D. Y en la contraportada dan la noticia de que Hacienda y la Seguridad Social persiguen a los viejos que hicieron de extras en la peli 8 Apellidos Catalanes y les detraerán de la pensión lo cobrado de la productora, unos 200 euros. También apuntan que, en la lucha incesante del PP contra el fraude y la corrupción han multado con 3.000 euros a una asociación de la 3ª edad de Murcia por jugar al bingo a 10 cénts. el cartón... Ante este ardor, yo sólo puedo decir "Viva el vino", porque Rajoy resulta que tampoco está a favor de la Ballenas (el PP votó en contra de convertir en santuario de cetaceos la zona donde autorizaron prospecciones petrolíferas en Canarias)...
 Barcelona, noviembre 2015

viernes, 4 de diciembre de 2015

Lugares extraños: Nísiros

Nísiros, Islas Griegas, junio 2015

Hay comportamientos colectivos dificiles de comprender, por mucho que llevemos tiempo observando cómo se repiten inexorablemente. Si los destinos turísticos más disparatados, absurdos o incluso aberrantes no te habían sobresaltado aún. Y no me refiero sólo a que la gente pague por ir de vacaciones a una "reserva" de playa con pulserita de todo incluido en medio de un paisaje desolado por la ruina y la violencia humanas, ni tampoco a que se pague por dormir en una celda de castigo o por ir a un conflicto bélico. Esos son comportamientos que la estupidez humana, mezclada con el afan de notoriedad y la fiebre compulsiva de consumo han logrado extender como una pandemia vírica globalizada. Me refiero a que un grupo variopinto de rusos, chinos, alemanes, ingleses, o de donde coño sea, siguiendo a un portador de banderita o sombrilla multicolor, se introduzcan con igual docilidad en una catedral, mezquita o sinagoga de una religión cualquiera, como en un volcan que muestra claros síntomas de actividad sismica.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Lugares extraños: Cos

 Cos, Islas Griegas, junio 2015

Es extraño ver un grupo variopinto de rusos bañándose en una poza termal a escasos quilómetros de donde desembarcan a los refugiados recogidos entre la costa que se ve al fondo, la turca, y estas playas del dodecaneso. También es muy extraño ver a una china esperando a los turistas, que este año no son alemanes, a escasos cien metros de donde se depositan los chalecos inservibles, mal llamados salvavidas, que han portado los sirios en su huida de la masacre. Es muy extraño ver familias inglesas totalmente ajenas a la catástrofe humanitaria que se cierne a su alrededor. El mundo es muy extraño. Está autodestruyéndose ante la mirada atónita de sus habitantes. Y todo por la codicia de poseer, dominar e imponer. Es extraño.

 Cos, Islas Griegas, junio 2015
Cos, Islas Griegas, junio 2015

viernes, 27 de noviembre de 2015

Black Friday

 Barcelona, noviembre 2015

Hay muchas maneras en las que un viernes que comenzó gris acabe siendo negro. Esta señora, por ejemplo, ha salido a la calle y en el portal ha recogido una carta del buzón. Resultó ser la factura de la luz y los ojos se la han hecho chirivitas. Se ha tenido que sentar en un banco. Pero ni aún así se recupera del susto. Ya tiene su viernes negro.

  Barcelona, noviembre 2015
 Barcelona, noviembre 2015

miércoles, 25 de noviembre de 2015

No despisten en ningún momento sus pertenencias

 Barcelona, noviembre 2015

Cuando llegas, ya sea por tren, barco o avión, ya te lo avisan constantemente por megafonía: "no despisten en ningún momento sus pertenencias"... Si, ya se que es una psicosis, que nadie puede estar alerta las veinticuatro horas del día. Pero piensa que los avispados si lo están. Se reparten el territorio por zonas, como las alimañas. Y cuando una desiste uno en su empeño, aparece otro. La presa siempre es llamativa. Y los bultos objeto de deseo, fáciles de avistar. Cualquier descuido, por delante o por detrás. Y zás, ya te han dejado sin lo que creías que era sólo para tí...

 Barcelona, noviembre 2015

 Barcelona, noviembre 2015

viernes, 20 de noviembre de 2015

Con Urogallo o sinb Urogallo

 Symi, Islas Griegas, junio 2015

Durante un tiempo fuí lector de las novelas de Henning Mankell en las que el protagonista era el policía Kurt Wallander. Un tono nórdico, ordenado, cívico, pero gris y frio se cernía siempre por encima de las tramas y las víctimas y los culpables. Algo que ni las grandes cantidades de alcohol y comida basura consiguen abotargar. Las relaciones con su padre son para mi un ejemplo claro de las diferencias de los modelos de familia nordica y latina. Su padre pintaba de forma compulsiva y repetitiva un mismo paisaje, que se vendía exitosamente en mueblerías, en dos versiones: con urogallo y sin urogallo. En eso los nórdicos no se distinguen mucho del resto. Yo mismo, mediterráneo al cien por cien, creo que siempre hago la misma foto. Con Mabel delante o con ella al lado.

 Symi, Islas Griegas, junio 2015

lunes, 2 de noviembre de 2015

Algo resucitó aquel día de difuntos

 Peratallada, septiembre 2015
Yo iba con la cabeza gacha, intentando pensar en otra cosa, alejarme mentalmente de allí. Sabía que iba a escuchar las mismas charlas de todos los años, que si ya nadie viene a limpiar las lápidas, que si ya ni venden flores frescas en la puerta, que esto ya no es lo que era. Una silueta se dibujó en el arco de la puerta que me sacó de mi ejercicio de huida. Era una luz, un vestido blanco, una figura al trasluz, apenas unas piernas y desapareció. Yo paseé distraido por el laberinto de pequeños edificios funerarios. Quizás buscándola con la mirada. Como perdido. Finalmente me planté ante la fila de de lápidas que yo buscaba y cerré momentaneamente los ojos pensando en qué pintaba yo allí. Cuando de repente noté una presencia delante y me sobresalté. Era ella, su vestido blanco corto, vaporoso, inadecuado para la ocasión. En ese momento se agachó a oler las flores instaladas en una jardinera y  chocó su popa contra mi proa en lo que para mi fue todo un abordaje. El pirata que llevo dentro blandió su pata de palo al grito de ataque. Me quedé paralizado un momento. Sólo podía pensar: esas flores no huelen a nada, son de plástico.

 Peratallada, septiembre 2015

martes, 27 de octubre de 2015

¿Por qué me mira?

 Madrid, octubre 2015

Yo me había fijado en el cartel que decía "Santander", la ciudad de la que soy. Y daba la casualidad que me alojaba en el Hotel Santander esos días. Estaba viejo. Me acordé al verlo del benefactor del Santander, que no parecía viejo, pero estaba muerto. Y mientras pasaba, él me seguía fijamente con la mirada. Yo no había venido por él. Todavía le quedaba tiempo de espera. Cuando al fin lo dejé atras pude volverme y observarlo. Peinaba canas.

  Madrid, octubre 2015