martes, 3 de marzo de 2009

Vivir la Fotografía

Santander, 1995

Cuando defiendo la fotografía de aficionado como una militancia de la que nunca he logrado escapar algunos creen que lo que enmascaro es una falsa modestia. Lo que pasa es que nunca me he sabido explicar y por eso mis palabras suenan a "excusatio non petita..." Pero Eva me ha enviado un mailing que es un inmejorable microrrelato de lo que yo sentí intensamente en aquel tiempo, queriendo que pasara rápido, y ahora rememoro con añoranza.

Javi, acabo de terminar de planchar la última camiseta, del último montón, del ultimo tendal de este fin de semana, pero mientras lo hacía pensaba en lo que me queda para manejarme con un poco de decencia con el photoshop y como un premio poder llamarte para aprender los filtros, como me dijiste.
Mientras fregaba los platos recordaba una de las imágenes de Santos Montes que más tarde me ha acompañado a preparar las cosas de mañana, Ahora no hago muchas fotos, pero las imagino, lo llamo "meditación fotográfica" no retengo los pensamientos los dejo fluir, no retengo las imágenes las dejo pasar (es broma ¡eh! , es que tengo un amigo budista, que me pone una cabeza...).
Pero no es mal consuelo, fotografía de acción porque es la hora del baño: mama quema, mama se me mete en los ojos.cuidado que te vas a resbalar... Unos bodegones en la cena: tomates, fresas y esa luz tan cálida que entraba por la ventana... Fotografía de ilustración: Cuentos recién leídos y unas gotas de leche en el suelo que parecían las fases de la luna y por ultimo fotografía de autor, voy a poner el trípode porque esta lleva mucha exposición pero es la que me hace más feliz , mama pis, mama ven, mama la mano, mamá... ya están dormidos, hay tanta calma... solo me falta recoger.
Ha llovido y hemos estado dibujando, recortando, haciendo marcapáginas, obras de arte como para llenar la Tate Gálery, como ves Javi, vivo rodeada de juventud y talento y como el talento nunca sobra para terminar el día voy a entrar un momento en tu blog y a sentirme en deuda contigo después por no llegar ya a escribirte un comentario a pesar de tanto como sugiere, un día de estos lo conseguiré. Gracias por escribirlo, por compartir tus fotografías, por recordarnos el concurso y nuestro día de trabajadoras , aunque de este último, me acuerdo Javi, te aseguro que me acuerdo. Un abrazo muy fuerte. Eva

2 comentarios:

Fernando de Raos dijo...

Javi:
Si es Eva, trabajadora, madre, se dedica a la fotografía y, además, resulta que es la que yo conozco. Querido amigo, apaguemos y vayámonos.
¡Cómo escribe y qué cosas nos dice!
Y además ella sí que ha hecho montaña, no como tu o yo.

Eva dijo...

¡Que lujo de compañeros, de amigos y de sección sindical!