lunes, 11 de agosto de 2014

Banderitas

Santanyi, julio 2014

Reivindicarse como perteneciente a un grupo puede estar bien. Pero señalar los lugares y señalarse uno mismo con estandartes y banderitas patrioteras puede llegar a ser un exceso del tipo de "excusatio non petita, accusatio manifesta". Y, de verdad, ya cansa. Sobre todo porque, además, es mentira, esta tierra, como dicen algunos, más parece una colonia alemana o británica que otra cosa.

3 comentarios:

Gordons dijo...

Si tanto te cansan las banderitas no las fotografíes.

La Caverna de la Luz dijo...

Lo que de verdad me cansa es el patrioteo de banderita y pulserita... que hasta la correa del perro llevan con la banderita. Ser patriota es otra cosa. Y por eso las fotografío. Porque soy un patriota (si es que eso significa algo), a pesar de los de las banderitas.

Gordons dijo...

No entiendo nada (pero si tu lo ves coherente pues vale, para eso es tu blog)