lunes, 1 de diciembre de 2008

My beautiful launderete

Village, Manhattan, 2008

Si ya se que la peli era inglesa. A lo mejor por eso esta no era beautiful.

Es curioso, en New York todo parece abierto todo el dia. En el sitio donde desayunas puedes ver sirviendo una western omelette al mismo waiter mexicano que te puso sonriente tu breakfast special with toast and how much coffe has you can drink y seguro que te vuelve a sonreir por una tips de un par de dólares. Y eso que le queda por lo menos una hora de metro hasta Queens.

En fin, eso explica que esté abierta la lavandería, tendrán que lavar su delantal para ponérselo mañana otra vez a las ocho en el Odyssea's Café. Esta noche toca hacer la colada. Mañana os enseñaré el bar del desayuno.

1 comentario:

Fernando de Raos dijo...

Es curioso el mundo tan distinto que hay a ambos lados del Atlántico.

Aquí, en casa, lavamos con los pocos medios de que disponemos, en cambio allí, con una economía inflada, aunque ficticia, no escatiman medios y como dirían en muchos países hispanohablantes, lavan a lo grande, que aunque queden las mismas manchas parece que lava más.

Deprimente el aspecto del interior que contrasta con el de las dos jóvenes que pasan.