viernes, 12 de diciembre de 2008

Qué habra allí al verano siguiente?

Sevilla, 2007

La canción de Sabina decía que en el lugar del bar de su chica de una noche se encontró con una sucursal del banco Hispano Americano, pero hoy a esa bestia ya se la comió otra. Y los espacios se los comen las franquicias, como se comen también nuestras economías de escala.

En Sevilla dicen que si en una calle a mediodía ves una persona, seguro que es un turista. Y si va por la acera que da el sol, es americano, seguro. Claro, que hoy en día casi ninguna calle de Sevilla está desierta a ninguna hora del día. Y hay tantos americanos, que incluso algunos van por la sombra.


Creo que la fiebre me está jugando una mala pasada. No me lo tengáis en cuenta.

3 comentarios:

Salva dijo...

Parece que esa sala atrae a fotógrafos paseantes:

http://adalor.blogspot.com/2008/12/sala-x.html

http://micropixel.blogspot.com/2007/09/sala-x.html

La Caverna de la Luz dijo...

Me alegra comprobar que los tres íbamos del lado de la sombra.

Anónimo dijo...

A mí me hubiera gustado haberla conocido en sus buenos tiempos