miércoles, 10 de diciembre de 2008

Qué solos estamos

Ithaca, NY, 2008

No es tan raro. No le miréis así. Más vale estar sólo que mal acompañado... Más vale no estar sólo. Aunque, bien pensado, más vale estar.

En fin, que no estamos solos, que tenemos lo que queremos... o más bien, lo que nos merecemos.

Bueno, que yo estoy sólo porque quiero. Que cuando me apetezca cojo el teléfono y empiezo a llamar gente y aquí se monta la de dios... (la de los panes y los peces, por lo menos). Que les digo que invito a lo que sea y esto se llena. Y si damos canapés más (no llena el alcalde las inauguraciones). Pues eso.

Ithaca, Cavafis

1 comentario:

Domingo Venero Barberán dijo...

Bueno lobo solitario, pues que no se te olvide llamarme cuando invites a lo que tengas que invitar y montamos la de dios es cristo, como dice Jorge.