jueves, 10 de febrero de 2011

El cazador capturado

Barcelona, febrero 2011

Registrar lo que vivimos parece una pulsión globalizada. Como si ni nosotros mismos estuvieramos muy seguros de que lo que sucede ante nuestros ojos está pasando realmente, todos portamos instrumentos que, de una u otra forma, tienen como último objetivo asegurarnos de que está pasando y poder mostrarlo, a poder ser, transmitiéndolo en tiempo real.

Es algo intrinsecamente relacionado con el consumo voraz, con el fast-food y con la globalización. Todo es posible y tienes acceso gratuíto a ello, siempre que estés registrado.

A mí que me registren...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Le falta una negación por algún lado al primer párrafo, o soy yo que soy un poco enrevesado?

enhorabuena por la continudad del blog, tamién presta leer cosinas desde oviedo.

Lalo.

La Caverna de la Luz dijo...

Aparte de que le sobraba una "s", que ya he quitado, creo que con el "ni", de "ni nosotros mismos estamos seguros de la veracidad de cuanto sucede ante nuestros ojos", es más que suficiente.

De todas formas, estas nieblas matinales del norte nos tienen a todos un tanto aletargados de lunes a viernes...

Un saludin.