martes, 14 de diciembre de 2010

Agarrarse a la vida

Aloños, diciembre 2010

Los arboles hincan sus dedos en la tierra, como queriendo asirse a ella. Pero, en realidad, son ellos los que con sus raices la sujetan.

4 comentarios:

la romana desnuda dijo...

...y unos la nutren con sus frutos y otros chupan de ella hasta que la dejan seca. Como la vida misma.

chanclas dijo...

Cada foto trasmite un mensaje. Me gusta el tuyo.
Saludos.

El Museo de la Luna dijo...

Magnífico. No sólo es usted un artista de la mirada, sino también del pensamiento. Y la Romana Desnuda no se queda atrás. Decir tanta verdad en tan pocas palabras, es de agradecer.

Me encanta la página, es maravillosa. Yo soy de Pedreña, pero vivo en la cara oculta de la Luna concienciando en favor, por ejemplo, de estos árboles. Por cierto que siempre he vivido rodeado de ellos, mi madre incluso plantó muchos cuando yo nací y ahí están en mi casa familiar, mis hermanos enraizados, cada día más altos. Y yo cada día más menguado.

Un saludo cordial.

La Caverna de la Luz dijo...

Os agradezco mucho estos comentarios, especialmente ahora, que acaba de fallecer mi padre.